Situación legal

La osteopatía no es una especialidad

La osteopatía no es una especialidad

Para ser osteópata en España NO hay que cursar primero una carrera sanitaria, y esto lo dice tanto el Parlamento Europeo como la OMS. Quienes afirman tal cosa MIENTEN. Se publica y se vende la falsa noticia de que para ser osteópata primero hay que ser fisioterapeuta. A día de hoy, no existe ninguna ley que así lo recoja en nuestro país. Esto es tan absurdo como decir que para ser médico primero hay que ser fisioterapeuta; o que para ser fisioterapeuta primero hay que ser enfermero.

En Europa, la osteopatía NO es una especialidad de otra profesión. Se desarrolló como profesión independiente de tal manera que responde a las necesidades de una población atraída por su simplicidad, su ausencia de peligro y su eficacia.
La O.M.S. reconoce la osteopatía

La O.M.S. reconoce la osteopatía

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras (por ejemplo medicina o fisioterapia), y define el acceso formativo a la misma en su documento Parámetros para la formación en Osteopatía, publicado en 2010.

El 29 de mayo de 1997 el Parlamento Europeo votó una resolución (ley) sobre las medicinas no convencionales del diputado Paul LANNOYE, A4-0075/1997. Esa resolución de medicina no convencional existe por lo tanto legalmente y expresa claramente el hecho de que la osteopatía es una disciplina original que no puede ser asociada a ninguna otra profesión ya estructurada. Y considera que diferentes enfoques de la salud y de la enfermedad no se excluyen mutuamente, sino que, por el contrario, pueden utilizarse de forma complementaria. Esta resolución aceleró el proceso de reconocimiento de la osteopatía en Bélgica (22 de abril de 1999).
No precisa de otras ramas sanitarias

No precisa de otras ramas sanitarias

Una titulación sanitaria no siempre garantiza la calidad profesional de quien trabaja como osteópata. Muchos tapan con un título sanitario su falta de pericia como osteópatas.

La medicalización y la fisioterapización de la osteopatía no suponen más que una violación flagrante, una desvirtualización y una tergiversación de la osteopatía. La osteopatía no precisa de ninguna rama sanitaria que la parasite y la transforme en lo que no es.

Regulación de la osteopatía en el mundo

El reconocimiento de la osteopatía es casi de un 60 % de la población mundial, tal es así que varios países han logrado el rconocimiento y establecimiento de un marco regulatorio para el desempeño de la profesión.
ESTADOS UNIDOS
FRANCIA
ESPAÑA

Enrisol